Radiofrecuencia capacitiva y resistiva: diferencias

 

La Radiofrecuencia Capacitiva es aquella cuyos cabezales están revestidos de un material biocompatible que permite que la señal de radiofrecuencia se transfiera al tejido de forma segura y eficaz. Indicada para el tratamiento de tejido superficial con alto contenido de agua, el resultado es la difusión profunda e inmediata de calor y con ello la activación de la circulación en los tejidos blandos.

 

Y la Radiofrecuencia Resistiva está dotada por electrodos resistivos o de baja impedancia, diseñados para ejercer una acción profunda sobre los tejidos fibroconectivos y reactivar los procesos metabólicos naturales. La corriente se transfiere a una profundidad mayor que en el caso anterior, consiguiendo así que el calor llegue al tejido graso y fibrótico.

Al aplicarse mediante electrodos “no aislados” se considera al cuerpo como si fuera una resistencia y se hace circular en él una corriente eléctrica de alta frecuencia, lográndose un mayor incremento de la temperatura y una mayor profundidad de acción.

Por este motivo, encontramos en el mercado aparatos como SYMMED de Termosalud que consigue múltiples efectos, gracias a la combinación de ambas.

0
Rated 0 out of 5
0 de 5 estrellas (basado en 0 reseñas)
Excelente0%
Muy buena0%
Media0%
Mala0%
Muy mala0%
¿Puedo ayudarte?