Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Print this pageEmail this to someone

Después de realizar un tratamiento corporal, una de las preguntas que nos pueden venir a la cabeza es cómo vender un producto para completar ese tratamiento.

Pues bien, alguna de las cosas fundamentales que hay que realizar son:

  • recibir al cliente con cordialidad para que se sienta cómodo y no se sienta intimidado.
  • acompañar al cliente hasta la cabina en la que va a realizarse el tratamiento corporal.
  • explicarle el protocolo del tratamiento que se van a realizar: cómo deben situarse en la camilla, cómo deben darse la vuelta,…
  • preguntarle si tiene alguna duda a cerca del tratamiento que va a recibir, y si es así, aclararle las dudas.
  • averiguar qué espera de ese tratamiento en concreto, si utiliza productos en casa para cuidar su cuerpo, qué es lo que desea al finalizar el tratamiento.

Masaje tratamiento corporal

 

Con todas las respuestas a las preguntas que habéis realizado os podéis hacer una idea de hacia dónde podéis dirigir la venta al finalizar el tratamiento corporal.

Al acabar el tratamiento, cuando el cliente está completamente relajado y cautivado por ese tratamiento, es cuando le tenéis que recomendar los productos y los tratamientos que le permitirán obtener resultados en casa o prolongar los efectos del tratamiento corporal que acabáis de realizarle. Es en ese momento cuando más probabilidades tenéis de ver salir al cliente con un producto o una cita para otro tratamiento. De esta manera habéis fidelizado a un nuevo cliente.

En el caso de que no os compre nada ni consigáis una cita posterior en cabina, existen muchas posibilidades de que hable bien de vuestro centro, y probablemente, si puede permitirse el realizarse otro tratamiento, lo hará con vosotros.