Ondas de choque y celulitis rebelde

En este post sobre ondas de choque y celulitis te contamos qué tipo de celulitis nos podemos encontrar y los resultados con V-MAT incluso en la más difícil. 

Celulitis y sus factores

Existen muchos factores que influyen en las causas de la celulitis (problemas circulatorios, linfáticos, hormonales, genéticos…). Dependiendo de los síntomas presentados y las posibles causas que la originan, la celulitis puede denominarse de una manera diferente y clasificarse en determinados grados (I, II, y II). Existen diferentes tipos de celulitis, siendo la celulitis fibrosa y la celulitis edematosa las más comunes, sin olvidar la celulitis flácida que aparece en tejidos de pacientes de edad más avanzada.

Qué es la celulitis fibrosa

Existen diferentes tipos de celulitis, pero la fibrosa nos da verdaderos quebraderos de cabeza para ofrecer un cambio en los tejidos tras tratamientos. ¿Cómo la identificamos? La celulitis fibrosa, también conocida como dura o compacta, suele aparecer con mayor frecuencia en muslos, glúteos, rodillas y pantorrillas. Su apariencia es fácilmente reconocible ya que el tejido se presenta mucho más duro y compacto que con otro tipo de celulitis. Se caracteriza por la falta de elasticidad de los tabiques fibróticos que se encuentran en el tejido adiposo y son los responsables del tan temido efecto piel de naranja.

Efectividad de las ondas de choque y celulitis rebelde

¿Por qué son tan efectivas las ondas de choque en el tratamiento de la celulitis? Porque estas ondas y su forma radial de penetrar produce una micro burbujas de cavitación que al implosionar es capaz de romper los tabiques fibróticos que ha generado la celulitis.

Las ondas de choque ofrecen así un tratamiento localizado que se recomienda complementar con otras técnicas, ya que la celulitis es multifactorial y se debe prestar especial atención al sistema circulatorio y al tratamiento de la piel en sí, o bien de forma cosmética, de forma manual o con otras tecnologías como la presoterapia, masaje rotacional profundo o radiofrecuencia.

Aunque su aparición es más frecuente en mujeres jóvenes, puede presentarse en personas de cualquier edad, sexo y condición física ya que no tiene porqué estar relacionada con un exceso de peso (pero si puede provocar que la situación empeore).

Es importante entender que durante la adolescencia u otros procesos hormonales, el tejido subdérmico se puede ver alterado. Un empeoramiento de la micro circulación tanto sanguínea como linfática y un aumento del tejido adiposo, causa una rigidez en las fibras dérmicas.

Esta situación puede provocar que la persona padezca celulitis fibrosa y experimente momentos de dolor en la zona afectada.

Diagnóstico siempre

Para elegir el mejor tratamiento para eliminar la celulitis fibrosa es necesario un diagnóstico previo llevado a cabo por un profesional. En el caso de la celulitis y, más en concreto la celulitis fibrosa, se obtienen escasos resultados con la mayoría de las técnicas de tratamiento corporal y, es que aunque mejore su aspecto los resultados no siempre eran satisfactorios.

De un tiempo a esta parte, las ondas de choque han demostrado ser una excelente terapia para la celulitis fibrosa. Para ello la pauta a seguir son de 1 a 2 sesiones por semana y entre 8 y 12 sesiones según el grado de celulitis en el que se encuentre nuestro tejido.

V-MAT no solo te ofrece tratamientos corporales sino que cuenta también con un cabezal para tratamientos faciales, te cuento más en el post ‘Tratamiento antiedad con ondas de choque.

Productos relacionados con esta publicación

Tratamiento Oedemacel Arosha

Crema Adelgazante (I Can Slim)

Ver
Tratamiento Oedemacel Arosha

Gel Anticelulítico Soin Expert Zonas Rebeldes

Ver
prepara uña para semipermanente

Aceite Perfect Body Lipout

Ver
0
Rated 0 out of 5
0 de 5 estrellas (basado en 0 reseñas)
Excelente0%
Muy buena0%
Media0%
Mala0%
Muy mala0%
¿Puedo ayudarte?