Cinco razones para realizar diagnóstico facial

 

En nuestro post encontrarás las razones para realizar diagnóstico facial y cómo éste te ayudará en tus tratamientos de cabina

Un buen diagnóstico facial se basa en conocer y evaluar qué preocupa a la persona que tenemos delante y saber qué herramientas de las que disponemos van a satisfacer esas preocupaciones. Cada piel es única y tiene sus propias características, detectarlas ayudará a personalizar el plan de tratamientos y así conseguir el más adecuado.

1. Conseguir los resultados óptimos en cada caso

Podemos disponer de la más alta tecnología y la mejor cosmética, pero no podrá hacer nada frente a un problema que no ha sido previamente diagnosticado. De hecho, en muchas ocasiones, un tratamiento podría empeorar la situación si no hemos detectado correctamente el origen del problema. El diagnóstico es clave para ayudar a determinar el éxito en los resultados de cualquier tratamiento. Conocer el estado de la piel es fundamental para determinar qué productos necesita y diseñar su tratamiento.

2. Crea un vínculo entre esteticista y clienta

Es una forma de establecer una conexión entre nosotras y las clientas, generando confianza en ellas. Es el momento en que podrá exponer sus dudas y nos dará espacio para poder esclarecerlas. 

Centros de estética hay muchos, lo que diferencia tu centro del resto, eres tú y tu equipo. Así que si somos empáticas y profesionales muchas veces es el factor clave para que las clientas se decidan por confiar en nuestro centro.

3. Mejora nuestras ventas

El diagnóstico también nos ayuda a mejorar nuestros resultados de venta. Daremos a conocer los tratamientos que realizamos en el centro y nos dará la posibilidad de reorientar y focalizar a la clienta en posibles nuevas necesidades. En ocasiones, las clientas no conocen todos los servicios que realizamos ni saben que podemos tener soluciones para algunas de sus preocupaciones.

cinco razones para realizar Diagnóstico facial

4. Nos aporta profesionalidad

Si las clientas acuden a nuestro centro preocupadas por la piel de su rostro y directamente las pasamos a cabina y les realizamos un tratamiento, no van a sentir que el tratamiento es personalizado para ellas. Debemos primero demostrarles que hemos detectado sus alteraciones en la piel y qué sabemos cómo tratarlas en su caso particular.

Y sobre todo ¡Nunca cogeremos una cita por teléfono para realizar un tratamiento facial sin haber visto previamente la piel de la clienta! 

5. Es una guía para futuros casos similares

Tener un registro con los tratamientos que realizamos a cada clienta y los cosméticos que utilizan en casa, nos servirá como biblioteca para consultar en casos que nos generen dudas y que nos recuerden a otras pieles que ya hemos tratado. Por esto, otro punto a tener en cuenta será disponer de fichas de clientas, tanto para los tratamientos faciales como para los corporales.

Es muy importante tener varios aspectos presentes al realizar el diagnóstico:

  • No nos arriesgaremos a pronunciar ningún diagnóstico hasta tener toda la información que estimemos necesaria. 
  • Tampoco impondremos una terapia, sino que recomendaremos la más adecuada y haremos saber a la clienta que para llegar a un buen fin, se necesita implicación también por su parte que se traduce en un mantenimiento en casa.

Teniendo en cuenta todos estos puntos, podemos llegar a la conclusión, de que es indispensable dedicar un poco de nuestro tiempo a realizar diagnósticos faciales porque no será tiempo perdido sino tiempo bien invertido que a la larga veremos recompensado.

Productos relacionados con esta publicación

Equipo diagnóstico Biobser

Equipo diagnóstico facial

Ver
Lámpara diagnóstico facial

Lámpara de Wood

Ver
Bandas termográficas

Bandas detectoras celulitis

Ver
Formadora Cosmética
Escrito por Miriam Guerra

Nutricionista y esteticista

Más contenido

0
Rated 0 out of 5
0 de 5 estrellas (basado en 0 reseñas)
Excelente0%
Muy buena0%
Media0%
Mala0%
Muy mala0%
¿Puedo ayudarte?