Pasos de un diagnóstico facial

 

En este post vemos los parámetros a tener en cuenta y analizar en un diagnóstico facial ademád de los pasos a dar para poder tener claro el tipo de piel y estado

Como ya veíamos en nuestro post, cinco motivos para realizar diagnóstico facial, es esencial para conseguir buenos resultados con nuestros tratamientos. Durante el diagnóstico hacemos un análisis de la epidermis y la dermis para detectar hasta que capa de la piel necesitaremos trabajar. Es por esto por lo que podemos disponer de diferentes utensilios y técnicas que nos ayuden en cada caso.

Antes de ponernos “manos a la obra” debemos tener claro, qué parámetros son importantes analizar para poder clasificar el tipo y estado de la piel de nuestra clienta.

Parámetros a analizar

  • Hidratación
  • Nivel de grasa
  • Impurezas o acné
  • Poros
  • Textura 
  • Arrugas
  • Flacidez
  • Discromías
  • Lesiones vasculares

La teoría la sabemos, pero ahora ¿cómo identifico en cada caso las alteraciones que presenta la piel? ¡Vamos a verlo!

Paso a paso para el diagnóstico de la piel

Para realizar el diagnóstico, sería ideal realizarlo por la mañana y con la clienta sin maquillar. Como esto es algo difícil en la práctica, intentaremos que, si el primer diagnóstico lo realizamos un día a las 7 de la tarde y sin maquillar, cuando pasadas las semanas queramos volver a analizar su piel para ver cómo responde a los tratamientos, sea a la misma hora y en las mismas condiciones.
Para el diagnóstico, utilizaremos nuestras manos y ojos y nos ayudaremos de herramientas de diagnóstico:

1. Análisis visual y táctil

Es imprescindible hacer una primera inspección visual y táctil de la piel. Cuantos más conocimientos y experiencia vayamos adquiriendo, más rápido detectaremos los problemas que presenta la piel que tenemos delante. 

2. Empleo de la lupa

Son lámparas con una lupa. Actualmente incorporan una luz led fría y es importante que el brazo móvil sea fácilmente manipulable. La zona a diagnosticar debe estar a unos 5 cm de la lupa, sino la piel pierde definición. En ocasiones nos parece que ya no se utilizan, pero son indispensables para ver pequeñas alteraciones que a simple vista pasan desapercibidas. Nos ayudarán especialmente a identificar los poros y la suciedad que presentan.

3. Lámpara de Wood

También tienen una lupa pero en este caso la luz es ultravioleta. Es necesario que el ambiente esté oscuro, por eso incorporan una tela para generar la oscuridad y evitar que cualquier otra luz interfiera. Con esta lámpara podemos ver que zonas de la piel están queratinizadas, dónde hay comedones, el acné, la deshidratación y determinar si las pigmentaciones están a nivel dérmico o epidérmico. Recordad que si la clienta lleva fotoprotector nos hará de pantalla y no podremos ver el cambio de coloración.

Diagnóstico facial

4. Equipo de diagnóstico facial

Aunque sepamos interpretar todos los signos que presenta la piel, ayudarnos de un equipo de diagnóstico facial presentará varias ventajas:

Nos sirve de confirmación a lo que nosotras hayamos podido ver y nos despejará alguna duda que se nos pueda presentar durante el diagnóstico.

Generan automáticamente informes detallados de la piel que podemos enseñar a nuestras clientas, con diseños de planes de tratamientos y cosméticos recomendados.

Nos proporciona profesionalidad delante de la clienta, ya que no somos solo nosotras diciendo lo que vemos, sino que ella misma puede ver en una pantalla lo que nosotras le explicamos.

Nos ayudan a aumentar nuestras ventas. Uno de los mayores frenos que nos enfrentamos en los centros de estética es que nos cuesta dar a conocer los tratamientos qué realizamos y conseguir que las clientas quieran realizárselos. Si situamos el diagnosticador facial en un lugar visible, las propias clientas preguntaran qué es ese aparato y posiblemente les genere curiosidad poder hacerse un diagnóstico facial gratuito.

Al ver en fotos el estado de su piel se sentirán más impactadas y, además, tendrán el informe de los tratamientos más adecuados para sus preocupaciones.

Recopilación de datos

Una vez finalizado el diagnóstico no debemos olvidarnos de registrar todos los datos en una ficha de clienta y, si no disponemos de un diagnosticador facial, diseñar nosotras mismas el plan de tratamiento y presentarlo a la clienta.

Diagnóstico facial

Productos relacionados con esta publicación

Equipo diagnóstico Biobser

Equipo diagnóstico facial

Ver
Lámpara diagnóstico facial

Lámpara de Wood

Ver
Bandas termográficas

Bandas detectoras celulitis

Ver
Formadora Cosmética
Escrito por Miriam Guerra

Nutricionista y esteticista

Más contenido

0
Rated 0 out of 5
0 de 5 estrellas (basado en 0 reseñas)
Excelente0%
Muy buena0%
Media0%
Mala0%
Muy mala0%
¿Puedo ayudarte?