Depilación tradicional con cera

 

Hoy, os hablamos sobre los detalles para tener en cuenta para elegir un producto de cera y sobre las características en las que nos debemos fijar.

En nuestro anterior post dedicado a la depilación nos centramos en los métodos que escogen nuestras clientas en sus casas y por qué no es muy buena idea, y hoy, nos centramos en el más antiguo de los métodos de depilación, la cera tradicional. Su olor que algunas aman (me incluyo) y otras detestan, pero que, sin duda, fue el más característico de los centros de estética de los 90 y que, hoy, todavía algunos conservan.
Hoy, os hablamos sobre los detalles para tener en cuenta para elegir un producto de cera y sobre las características en las que nos debemos fijar
Dentro de los tipos de ceras podemos distinguir tres tipos o formatos diferentes:

  •  Cera en pastillas
  • Cera en lata
  • Cera en roll on

Cómo escoger la cera
Por una parte, se encuentran nuestras preferencias como profesional, de ello principalmente va a depender nuestra elección. Si nos gustan las texturas más densas, más líquidas, queremos que contenga color o no, pero lo cierto es que, cada una de estas características del producto lo hacen distinto y específico para distintos tipos de vello o de piel. Así que vamos a identificar sus principales rasgos.

Diferentes tipos de ceras

depilación tradicional con cera

Cera en pastillas

La cera tradicional, la que conocíamos como cera caliente que, ahora en la mayor parte de los casos se funde a una menor temperatura siendo más respetuosa con la piel, por ello la cera caliente la llamamos ahora, cera de baja fusión, pero su forma de prepararla y de trabajar con ella a través de espátulas es la misma.
El que se presenten en pastillas nos permite cargar el fundidor de la cera que vayamos a consumir y del tamaño del equipo, si es una olla pequeña o grande.
Su textura suele ser más cremosa y su adherencia a la piel más sutil que con la cera en roll on o lata. En el caso de las ceras de depilflax se debe a su presencia de cera natural de abeja, que permite aplicar capas de cera que, aunque se sequen, mantengan su flexibilidad y así poder retirarla de una forma fácil y suave.
Este tipo de cera puede aplicarse en todo el cuerpo, pero desaconsejamos su uso en zonas en las que no se pueda aplicar calor, como las personas con trastornos circulatorios en las piernas o en la zona del labio en clientas con melasma, ya que este, se puede ver afectado.

Cera en lata y Roll On

Este producto en sí es el mismo, lo único que cambia es su presentación. Uno se dispone en una lata que directamente se coloca dentro del fundidor, lo que resulta muy higiénico y en roll on, este producto está listo para usar y aplicar.
El que se presenten en dos formatos distintos tiene mucho sentido y es que, el roll on nos permite poder trabajar de forma rápida y cómoda zonas grandes, pero, en cambio zonas más pequeñas como el labio, no permite su acceso.
Este tipo de ceras, por lo general, son más adherentes, por ello, prestaremos especial atención a personas con flacidez a la hora de su aplicación sujetando con mucho cuidado la piel y, elegiremos, las texturas que sean ligeramente más cremosas o de arranque delicado.

Qué características debo tener en cuenta

El tipo de arranque que efectúa y la textura o las propiedades de su composición van a cambiar por completo el tipo de servicio que realizamos.

El tipo de arranque que queremos que realice lo debemos de tener en cuenta en función de tipo de vello que queramos depilar, así como la zona en la que vamos a aplicar esta cera. Si el vello es fino cualquier tipo de cera se adaptará bien, lo que sucede es que suele coincidir con que este vello se encuentra en zonas más delicadas, por ello, las texturas más cremosas y de baja adherencia o adherencia moderada serán las idóneas.
Ahora bien, si el vello a eliminar es fuerte o más grueso deberemos de optar por un mayor arranque.

La textura también será importante, tanto por la zona en la que la vamos a aplicar si es más o menos extensa, su tiempo de secado y demás propiedades que nos facilitarán su aplicación y, esto, dependerá mucho de la manera que estemos acostumbradas a trabajar, bien aplicando grandes tiras, pequeñas tiras, muchas tiras a la vez o de dos en dos, por ejemplo.

Por ello, te recomendamos que a la hora de seleccionar la cera te fijes en estos detalles y, antes de hacer una compra grande si vas a cambiar de producto, hagas tus primeras pruebas con pequeñas cantidades.

Productos relacionados con esta publicación

cera depilatoria

Cera en lata liposoluble oro

Ver
roll-on-vinotheraphy

Roll on Cera Vinotheraphy

Ver
Cera rosa

Cera de baja fusión Rosa

Ver

Artículos relacionados con esta publicación

Formadora Cosmética
Escrito por Celia Montañés

Experta en cosmética

Más contenido

0
Rated 0 out of 5
0 de 5 estrellas (basado en 0 reseñas)
Excelente0%
Muy buena0%
Media0%
Mala0%
Muy mala0%
¿Puedo ayudarte?