Peelings químicos para manchas.

 

Los peelings químicos han demostrado ser un tratamiento excelente para tratar las manchas, pero, antes de hablar sobre cuáles son los peelings químicos para manchas más apropiados, hablaremos de las manchas más difíciles de tratar: el melasma.

Qué es el melasma y qué lo provoca

El color de la piel está determinado por el tipo, la cantidad y la distribución de la melanina, un pigmento natural que recorre nuestra piel. El envejecimiento natural, la contaminación del aire, los cambios hormonales y la exposición a los rayos UV inducen la acumulación anormal de melanina en la piel, dando lugar a manchas solares, pecas, melasmas, manchas hepáticas, etc. Todas tienen en común un exceso de síntesis de melanina, pero las causas que producen esta alteración son distintas. Hoy nos centraremos en el melasma.

El melasma, también llamado cloasma, es un tipo de hiperpigmentación muy común en las mujeres debido a que su origen primario es hormonal y de forma secundaria es agravado por la exposición a los rayos solares. Puede aparecer en otras partes del cuerpo, pero generalmente afecta al rostro, formando grandes áreas oscuras en especial en las mejillas, el puente de la nariz, la frente y el labio superior. Es una alteración estética pero no presenta ningún riesgo para nuestra salud.

Los cambios hormonales que pueden generar la aparición de melasmas suelen estar impulsados por dos situaciones distintas: el uso de anticonceptivos hormonales y el embarazo, ya que en ambos casos se produce un aumento de estrógenos y progesterona. Aunque es una situación menos frecuente, también pueden sufrir de melasma, mujeres que durante la menopausia estén tomando terapia de reemplazo hormonal (TRH).

Entre un 10% y un 15% de las embarazadas empieza a generar melasma en el primer trimestre y éste continua a lo largo de todo el embarazo. A diferencia de lo que sucede con las manchas relacionadas con la edad, el melasma puede desaparecer por sí mismo tras el parto o la lactancia. Es por esto por lo que también se le conoce bajo el nombre de “máscara del embarazo”.

Cómo identificar el melasma

Antes de escoger qué peeling para manchas es el que vamos a aplicar, deberemos de realizar un correcto diagnóstico que, nos ayudará a identificar su profundidad y extensión. Para esta labor, nos ayudaremos de la lámpara de Wood. Esta lámpara que emplea luz ultravioleta nos ayudará a saber qué capas de la piel están implicadas:

  • Melasma epidérmico: afecta a la capa superior de la piel, tiene bordes bien definidos y la hiperpigmentación con la lámpara la vemos de color marrón oscuro.
  • Melasma dérmico: afecta a las capas de la dérmicas superficiales, puede presentar bordes difusos y con la lámpara de Wood veremos colores negros azulados.
  • Melasma mixto o combinado: combina el epidérmico con el dérmico y la hiperpigmentación con la lámpara es marrón grisáceo.

Cómo tratar el melasma

Para prevenir el melasma debemos reducir la exposición solar si estamos en alguna de las situaciones comentadas anteriormente. Para ello se debe recomendar siempre la utilización de fotoprotectores diariamente y no realizar sesiones de rayos UVA si tomamos anticonceptivos hormonales. De todas formas, hay ocasiones en que no podremos evitar su aparición, y aunque normalmente desaparecen al reducir los niveles hormonales (por finalización del embarazo o por suspensión del tratamiento), nos encontraremos casos en que el melasma persiste y deberemos tratarlo.

Los tratamientos más efectivos en cabina contra el melasma son los peelings químicos.

Existen diferentes fórmulas especialmente pensadas para tratarlos, conocidos como peelings químicos para manchas. Formulados específicamente contra el melasma acompañados de tratamiento domiciliario con despigmentantes y la protección solar absoluta.

En cabina, utilizaremos peelings químicos con ácidos que actúen directamente sobre los depósitos de melanina y que limiten su síntesis. Los más efectivos son el ácido tranexámico, kójico, ferúlico y azelaico, que combinados entre ellos atacan a los diferentes mecanismos de producción de melanina y eliminan las células con mayor pigmentación, consiguiendo una reducción en la pigmentación celular y suavizando el tono de la piel.

Entre los peelings químicos para manchas, encontraremos también activos como el láctico, glicólico, vitamina C o Niacinamida y es que, trataremos de dar una respuesta global y multifactorial en cada sesión.

Tratamiento en casa

Siendo muy prudentes y honestas con nuestras clientas, debemos contarles que, pueden obtener grandes resultados con los peelings químicos para manchas, aún sabiendo que el melasma las va a acompañar durante muchos años. Cierto es que, si lo tratan con cariño, tanto en cabina como si siguen la pauta en casa y se protegen del sol, puede llegar a ser una sombra leve. Por eso, hidratar la piel, limpiar con productos adecuados no irritativos, protegerse del sol además de aplicarse SPF 50 cada día y emplear productos con sustancias despigmentantes e inhibidoras, serán lo que complete el peeling químico que realizamos en cabina.

Usos de los peelings químicos para manchas

Estos productos no solo se emplean para tratar melasma, sino que también se emplean para tratar otra serie de hiperpigmentaciones, así como falta de luz, envejecimiento prematuro o marcas.  Todo dependerá de la sinergia de activos que contenga, la pauta de tratamiento en cabina y los productos recomendados para casa.

Larimedical

¿Quieres más información de Larimedical?

Peelings Bioquímicos

Artículos relacionados con esta publicación

Formadora Cosmética
Escrito por Miriam Guerra

Nutricionista y esteticista

Más contenido

0
Rated 0 out of 5
0 de 5 estrellas (basado en 0 reseñas)
Excelente0%
Muy buena0%
Media0%
Mala0%
Muy mala0%
¿Puedo ayudarte?