¿Sabes explicar qué es la presoterapia?

 

La presoterapia es quizás el primer equipo de aparatología estética con el que hemos contado en nuestro centro o clínica. Esa primera inversión que nos asegura resultados y rentabilidad. Pero, ¿sabemos explicar a nuestros pacientes la importancia de realizarse un masaje neumático que estimula tanto el sistema linfático como el circulatorio?

Sistema linfático y sistema circulatorio

En primer lugar debemos saber diferenciarlos, tener claras cuales son sus funciones y la relación entre ellos.

El sistema circulatorio es el encargado de movilizar en nuestro organismo elementos nutritivos, metabolitos, oxígeno, dióxido de carbono, hormonas y otras sustancias. Para ello, está constituido por un conjunto de conductos (arterias, venas y capilares), un fluido (sangre) y una bomba impulsora (corazón). Este sistema de transporte de sustancias es el encargado de distribuir nutrientes y oxígeno a las células y tejidos, de conducir sustancias de desecho a órganos como el riñón o el hígado y de proteger el organismo.

El sistema linfático es una red de órganos, ganglios, conductos y vasos linfáticos que producen y transportan linfa desde los tejidos hasta el torrente sanguíneo. Esta segunda red de transporte de líquidos corporales tiene tres funciones fundamentales: drenar el líquido intersticial que se encuentra entre las células, transportar las grasas que se absorben en el intestino procedentes de los alimentos y reconocer, y eliminar, sustancias extrañas y microorganismos patógenos potenciales.

Ambas estructuras son fundamentales en el organismo y están interconectadas controlando el líquido corporal para combatir infecciones y enfermedades. A diferencia del sistema circulatorio, el sistema linfático no presenta ninguna bomba que impulse el líquido como el corazón. Para ser bombeada, la linfa recibe la presión que ejercen los músculos en movimiento.

Aquí la importancia de la presoterapia.

Cualidades de un buen equipo de presoterapia

Un masaje que nos permite agilizar el movimiento linfático y circulatorio va a ayudarnos a mantener buen funcionamiento de nuestro organismo. Para ello, la presoterapia es nuestro mejor aliado. Se trata de una terapia natural de compresiones alternas que estimulan la circulación sanguínea y linfática mejorando cualquier alteración médico-estética.

Pero no todos los equipos de presoterapia son iguales. La mejor manera de garantizar resultados óptimos a nuestros pacientes, dependerá de que nuestro equipo realice una compresión igualitaria de todas las zonas del organismo.

Conocer qué características debe tener un buen equipo de presoterapia nos asegurará una buena elección para nuestra equipación del centro. Por tanto, lo ideal es que nuestra presoterapia cuente con, al menos, 24 salidas de aire y una disposición tanto superpuesta como oblicua de sus celdas.

De esta forma, el equipo podrá realizar un movimiento horizontal y ascendente. Además, es recomendable que cuente con un pantalón de un solo tramo, es decir, que no esté dividido en varios componentes (petuco, pierna, fajín) para realizar un masaje continuo, sin cortes.

Por último, debemos cerciorarnos de que nuestra presoterapia tenga varias funciones para tratar las necesidades del organismo, trabajando tanto nuestro sistema circulatorio como linfático (apertura de ganglios, activación sanguínea, drenaje, relajación), y realice una combinación de dichas funciones creando programas específicos para mejorar las diferentes patologías de nuestros pacientes (celulitis, adiposidades, reafirmación, tonificación, pre y post intervenciones quirúrgicas, etc.).

Productos relacionados con esta publicación

Tratamiento Oedemacel Arosha

Oedemacel Kit 8 tratamientos

Ver
Tratamiento Oedemacel Arosha

Aqua Drain 4 tratamientos

Ver
Tratamiento Oedemacel Arosha

Crema Body Rescue Drenante

Ver
5
Rated 5 out of 5
5 de 5 estrellas (basado en 2 reseñas)
Excelente100%
Muy buena0%
Media0%
Mala0%
Muy mala0%
¿Puedo ayudarte?