¡Da el salto a los tratamientos corporales!

 

En este post vamos a desmontar juntas todas excusas que te has montado que te frenan a la hora de realizar tratamientos corporales.

En ocasiones nosotras mismas somos el principal freno para decidirnos a hacer algo que nos ronda la cabeza y para ello buscamos excusas que refuerzan esa idea que en ocasiones nos limita. Hoy te invito a desmontar juntas las excusas por las que todavía no realizas tratamientos corporales.

Te sorprendería saber cuántas mujeres acuden a centros de estética cada primavera a realizarse un tratamiento corporal siendo que no son usuarias habituales de nuestros centros y, es que, todas nosotras en algún momento sufriremos trastornos circulatorios que nos harán padecer retención de líquidos, sensación de piernas cansadas, además de tener celulitis, grasa localizada, flacidez, etc., que queramos tratar para mejorar su aspecto. De cómo esto supone un impulso para tu negocio te lo cuento en el post ‘Por qué deberías realizar tratamientos corporales‘. Pero hoy te hablo de nuestros frenos, y dirás, qué hacen aquí estos gatitos y es que me ha parecido una forma muy gráfica a la par de adorable de que te visualices derribando tus excusas.

¡Vamos a ello!

«Los tratamientos corporales no son para mi»

Puede que no lo sean, por ejemplo, si tu negocio está más centrado en ofrecer servicios exclusivos de manicura y pedicura, o es un salón exclusivamente de peluquería, pero, si tu centro es multidisciplinar o realizas tratamientos faciales los corporales son para ti, solo tienes que escoger los más adecuados a tu filosofía de trabajo e inquietudes de tus clientas. Comienza por tratamientos con protocolos sencillos y si quieres darlos rápido a conocer selecciona los más populares entre las clientas.

«No me gusta hacer masajes corporales»

No hay problema. En la actualidad existen infinidad de alternativas para que no tengas que dispensar un masaje manual a tu clienta. Equipos de presomasaje, equipos con esferas rotacionales, envolturas, etc. Escoge cuáles te encajan más y desarrolla tus propios protocolos de tratamiento.

«No quiero hacer una inversión»

Haz una estimación del precio de venta de cada bono que vas a ofrecer y cuánto te supone la inversión que te gustaría realizar y en cuánto tiempo la recuperarás. Entre tanto, existen técnicas como la maderoterapia, kits de cosmética monodosis, técnicas manuales con aceites esenciales, y otras tantas alternativas con un coste muy bajo para añadir estos tratamientos a tu centro y en los que obtendrás rentabilidad con una bajísima inversión.

«No me funcionan los tratamientos corporales o no creo en ellos»

Te invito a leer el post ‘Los 5 errores más comunes en tratamientos corporales‘. El diagnóstico es clave y en la actualidad además contamos con herramientas como las bandas termo gráficas que nos ayudan a determinar de una forma precisa el diagnóstico de nuestra clienta. Y no olvides que nosotras solo somos un porcentaje pequeño en el cómputo global que incluye la alimentación de nuestra clienta, actividad física y la genética. Resultados sí pero siempre con honestidad.

«¿Por dónde empiezo?»

Por establecer qué tipo de tratamientos voy a ofrecer, si quiero ir de lo más esencial a lo más específico te aconsejo comenzar en cuanto a aparatología por un equipo de presoterapia, siguiendo por radiofrecuencia, ondas acústicas y más específico criolipólisis.

En cuanto a tratamientos cosméticos, por algo que resulte sencillo de aplicar y asegure que las concentraciones y activos seleccionados dan respuesta a retención de líquidos, celulitis, etc.
Si tienes formación en masaje puedes añadir tratamientos manuales específicos, como el drenaje linfático manual, tratamiento circulatorio, masaje anticelulítico, etc.

La combinación de estas tres técnicas asegura unos buenos resultados y permite adaptarse por completo a cada clienta.

Y, por último

La magia de los tratamientos corporales es poner en pausa las preocupaciones de tu clienta, hacer que se relaje y que aprenda a querer su cuerpo como un tesoro desde la aceptación es simplemente maravilloso.

Espero haberte hecho reflexionar y que si no haces tratamientos corporales te haya apetecido ¡por lo menos un poco!

 

Productos relacionados con esta publicación

Tratamiento Oedemacel Arosha

Tratamiento Oedemacel Kit

Ver
prepara uña para semipermanente

Tratamiento Firming Kit

Ver
Tratamiento Oedemacel Arosha

Jarabe Dren Plus

Ver
0
Rated 0 out of 5
0 de 5 estrellas (basado en 0 reseñas)
Excelente0%
Muy buena0%
Media0%
Mala0%
Muy mala0%

Artículos relacionados

Por qué deberías realizar tratamientos corporales

Entre un 85% y un 95% de las mujeres tenemos celulitis o, dicho de otra forma, 9 de cada 10. La campaña de corporal es una de las más fuertes en nuestro sector que cada año aumenta los beneficios de los centros de estética…

funcionan los nutricosmeticos

Invertir en aparatología corporal

Termosalud incorpora un innovador sistema de optimización térmica para conseguir una profunda activación celular ¿quieres saber más?

¿Puedo ayudarte?